Lo que he aprendido al escribir ¡150 relatos en 150 días!

Es posible que, si pasáis por aquí por primera vez, no sepáis que tengo como reto personal el escribir un relato al día, y que ya llevo 150 seguidos. Lejos de haber escrito 150 relatos buenos, sí puedo decir que he tratado que cada uno de ellos fuese especial en algún aspecto. Se trata, por tanto, de una técnica de mejora de la escritura, y ni por asomo de una colección fantástica de relatos maravillosos.

Llamémoslo, simplemente, un ejercicio de disciplina y mejora.

Pero el simple ejercicio de publicarlos me ha ayudado a obtener, analizar y comprender algunos datos importantes que pueden ayudar a los escritores en general, y a los escritores de relatos en particular. ¿Os apetece leer sobre ello? 😉

Lo que he aprendido al escribir ¡150 relatos en 150 días!

Sobre los comentarios en los relatos y la implicación del lector

He aprendido, y esto me ha quedado bastante claro, que a la gente no le gusta comentar los relatos. Por el motivo que sea, estos rara vez obtienen contestación, a diferencia de artículos como este. En artículos tengo una media un 500% más alta que en relatos, para que os hagáis una idea. No importa cómo lo pidas: por lo general, nadie escribirá nada.

me ha gustado porque

Curiosamente, casi la totalidad de los comentarios se realizar en redes sociales donde los han compartido. En especial, Google+, donde envío a comunidades específicas de escritores y lectores; seguido de Twitter y Facebook. En esta última red apenas sí se obtiene respuestas, e incluso me estoy planteando salirme.

Hasta ahora, Google+, usado sobre todo el en Sur de América (y en especial en México, desde donde más se me lee) es el medio por el que más comentarios me han llegado a los relatos. Del orden de 2-3 por publicación (tras 10 días publicados). La cifra de comentarios va creciendo poco a poco, pero para poder homogeneizar los datos he de marcar una serie de días de análisis. En el caso de este experimento: diez días.

Sobre el tiempo que me lleva redactarlos

Aunque lo cierto es que varía mucho, y que en ocasiones puedo escribir 5 relatos en un solo día y del tirón, la mayoría de las veces tardo entre media y una horas en redactarlos, media hora más para corregirlos y buscar información para completarlos, y otra media hora para generar una imagen acorde con la temática. Esto, por supuesto, con métricas tomadas a ojo, ya que en muchas ocasiones escribo en el metro, autobús, o incluso parando la bicicleta a un lado para anotar el párrafo correcto cuando se me ha ocurrido pedaleando.

Podría decir que invierto entre una hora y media y dos horas para dejar el relato terminado y publicado en red.

cuánto tardo en escribir un relato

Solo en dos ocasiones, en que me he ido de viaje, he dejado un artículo programado. De este modo, me obligo a escribir a diario. O, como poco, a revisar su contenido. Programar varios relatos es una herramienta muy útil para cuando sabemos que no vamos a tener conexión, pero no si nuestro objetivo es escribir de manera constante.

Sobre el número de palabras, este oscila bastante, y abarca desde las 300 a las 3358, siendo la media de 987. ¡Casi 1000 palabras diarias publicadas! En un año habré publicado, si sigo con el reto, 365 000 palabras. De momento, llevo 143 180.  😉

Os recomendaría siempre acabar los relatos en el punto en que vosotros creáis que está terminado, sin influencias ni opiniones externas salvo las meramente constructivas. Esto, en ocasiones, hará que el SEO de Google se descojone de vuestros textos, pero recordemos que escribimos para humanos, no para Google.

Con respecto al tema de la imagen que creo ex profeso para cada historia, esta ha sido fruto de curiosidad en alguna red social, ya que desde hace tiempo genero de manera específica una fotografía para cada relato con el título del relato sobreimpreso en ella. De momento, me ha ayudado bastante a la hora de que la gente entre al relato. Aunque el grueso de mis imágenes vienen de la biblioteca CCO de Unsplash y otras bibliotecas libres, alguna son de autores a los que pido permiso para su publicación. En esos casos, incluyo las referencias que ellos me piden como pie de foto o de relato.

Sobre qué escribir

La temática es uno de esos puntos en los que la gente a veces me pregunta. «¿Sobre qué escribo?». Yo, por hacer más divertido mi reto diario, pregunté hace tiempo a los lectores lo mismo, y escribí sobre lo que la gente quiere leer de los escritores de relatos.

¿Significa esto que debas lanzarte al thriller con personajes pesimistas en historias de entre uno y cinco minutos de lecturas y con finales abiertos? Pues no, desde luego que no. Lo mejor para escribir es que el relato surja de ti y que te apetezca escribir en ese momento.

¿Quieres escribir sobre ciencia ficción colonialista? Perfecto. ¿Deseas acaso despertar dragones que maten a todo el mundo en todas partes? Genial. ¿Quieres hacer que una nave espacial lucha contra un dragón por la libertad de la galaxia? Pues envíamelo después.

fantasía y ciencia ficción

Hasta ahora, he recibido una media de 27 comparticiones por relato tras 10 días de análisis, y subiendo. Y creo que ha sido gracias a que lo que escribo es lo que quiero escribir. En otras palabras: escribe sobre lo que tú quieras. Lo que a ti te guste será lo correcto.

Para mí no deja de resultar curioso que, como norma general, la gente prefiera los relatos simples y autoconclusivos sin chicha (buuuhhh, aburridos) que no les hagan pensar demasiado. En el momento en que un relato comienza a usar terminología poco común, un argumento no lineal o más de tres personajes, los visitantes dicen «Hola y adiós». Quizá para no volver jamás.

También he observado que aquellos relatos en los que me he volcado no son siempre los mejores de cara a los elogios. Alguno de mis relatos más comentados son aquellos escritos rápido con el móvil a última hora de la noche con privación severa de sueño.

Por lo tanto, diría a los autores que lean esto que hagan lo que les apetezca con sus relatos, y que los publiquen cuando ellos consideren que están terminados. Que escuchen a todos los lectores que les hablen desde ritmo, estilo, personajes, creación del universo, estructura o longitud… y que luego cojan esas opiniones y sopesen si merece la pena forzar los relatos para que estos sean más aceptados.

Suerte a todos 😉

Y recuerda compartir 😛

  • Guillermo Limones Pozos

    Buena idea, lo voy a intentar. Saludos.

    • La idea no es mía, muchos autores ya lo han hecho con anterioridad. Como ejercicio, ya te digo que es genial y aprenderás mucho.

      ¡Suerte! 😉

  • omar

    me agradó leer esto, no llegó a tu ritmo de escritura, pero sí escribo lo q me da la gana, cuando me da la gana jajajaja.
    Un saludo desde La Habana.

    • Marcos Martinez

      Muchas gracias, Omar, esa es la clave: escribir cuando queremos hacerlo : )
      Un abrazo