Aleatoriedad forzada

Había salido de la simulación y estaba llorando. Se cogía las rodillas y temblaba mientras su padre trataba de enseñarle cómo asimilar la dureza de sus actos. ―El problema, hijo, de jugar a ser un dios es que luego tienes que saber llevar las consecuencias de lo que has hecho como uno. Horas antes, el […]