El ángel de la guarda escrito en la memoria

Cogía los libros instantes antes de que las llamas los lamieran por la estantería. El fuego avanzaba desde el fondo de la habitación, consumiendo muebles y alfombras, saltando de cortina en cortina, y arrastrándose por las moquetas. Ya había devorado casi toda la casa que habían construido juntos. Y ahora le estaba arrinconando en la […]

Dios vuelve a estar furioso

Las figuras caían del cielo. Llevaban días haciéndolo, y la sensación era la de que el aguacero de formas pálidas no se detendría en ningún momento. Estas aparecían con un centelleo justo sobre la capa de nubes que no terminaban de descargar, y se cristalizaban en un girón de carne blanquecina con vetas oscuras. El […]