Sesenta segundos después

El «clic» sobre el gatillo llegó a sus oídos cuando aún estaba en el suelo, con el impacto sordo de su espalda contra el asfalto, y la sangre escapaba de su pecho. El percutor giró sobre su eje y golpeó la aguja, que a su vez chocó contra la bala, cuyo sonido de explosión llegó […]