Una brillante oscuridad

Golpeaba las paredes, los muebles y, en ocasiones, a las personas. Eran estos últimos los impactos más violentos, sin que ella llegase en ningún momento a tocar a nadie. Bastaba que rompiese un objeto para que, a la distancia de dos habitaciones, a su madre se le partiese un pedazo del alma y que su […]

El lado divertido

El que el hacha no estuviese diseñada para aquello no opuso resistencia a entrar en Juan atravesando la espalda. La hoja, no demasiado afilada, arrastró la tela tanto de la chaqueta como de la camiseta que Juan tenía puestas, hundiéndolas en su contorno a medida que avanzaba cortando piel, revenando hueso y separando órganos. —Qué […]

Hasta aquí.

Para cuando Carmen se dio cuenta del engaño, ya era demasiado tarde. Veinticinco años, un marido, y dos hijas tarde. Lo percibió del mismo modo en que han sido descubiertos las grandes ideas: por error. Un día cualquiera, al entrar en casa. —Mamá, ¿me das pasta?—irrumpió Marta, la pequeña, nada más abrir ella la puerta. […]

Mamá ya no está.

Luego, recordó que ella había muerto dos años antes. El brazo regresó bajo la manta, junto al resto de las lágrimas. Durante el resto de la noche no fue capaz de dormir ni descansar, interrumpido como estaba por la figura de a quien ya no vería más. Cada pocos minutos, el recuerdo de lo ocurrido […]

Tempestad: nadie tiene el control

El problema de pensar que estás al mando de la situación es que puedes llegar a creértelo. Agarrado a aquél cabo, Gerald se dio por fin cuenta de que la sensación de seguridad que aportaba el estar anclado de aquella manera era tan falsa como que el barco no se hundiría. Esa es su tragedia […]

Miedo

Había dejado en la mesa una infusión de hierbas calmantes para poder relajarse durante la entrevista. Aunque por el demacrado rostro y el pelo raro y parcialmente arrancado, la tensión no parecía con tendencia a disminuir. El diálogo se realizaría a través de un cristal blindado a petición de ella, quien se manifestaba incapaz de […]

La vida, fuera de la caja de hormigón

Se quedan inmóviles, en su sitio. En el pequeño cubículo rectangular en el que trabajan. Salen de allí, se meten en otro similar con más puertas y lo conducen hacia el cubículo donde duermen. A eso, lo llaman vida. Analizado desde fuera, esta vida resulta triste, pero estoy seguro de que es más triste vivida […]