El nuevo futuro

De vez en cuando, alguno de ellos desaparecía tras un girón de humo de las chimeneas abiertas al cielo frío de la ciudad. A diferencia de lo que hacía el humo en otras circunstancias, este se desvanecía casi al salir de la propia tobera, en el mismo instante en que se congelaba en la atmósfera […]