tendras que evolucionar

Soldado herido

El aire hirviendo le abrasaba los pulmones mientras hilos de sangre surgían de sus orejas sometidas a una presión palpitante durante el descenso. Podía notar cómo pequeñas partículas de fibrometal del exterior de la nave, ahora líquidas por la fricción atmosférica, taladraban sus piernas y entraban excavando con la fuerza del calor en sus músculos. […]