Mounir

El sabor de su propia sangre anega sus papilas, saturando su boca de icor de muerte y sufrimiento. Mounir se encuentra tirado en el suelo, y despierta por tercera vez en mitad de la paliza. Trata de levantarse, pero apenas sí es capaz de superar el dolor de seguir respirando. Cada pocos segundos, una bota […]